El laberinto

GRABADO Y LITOGRAFÍA

MANUAL DE LITOGRAFÍA

BREVE HISTORIA DE LA LITOGRAFÍA

manera negra litográfica
EL PEREGRINO.( fragmento)

El fenómeno que explica la litografía es la repelencia entre graso y magro, en este caso la superficie humedecida de la piedra calcárea rechazará las partes grasas en aquellos lugares en las que no ha estado depositada.

La materia grasa aplicada sobre la piedra, ya sean tintas, o tóner, etc., se adhiere al grano de la misma, y gracias al ataque químico, el resto de la piedra se vuelve impermeable (mientras esté humedecida) a que la tinta se adhiera.

Si bien este método de reproducción se utilizó con fines prácticos, encaminados a una producción industrial, rápidamente encuentra seguidores relacionados con el arte, siendo así que entre 1810 y 1819 se consideran esas obras como los “incunables” litográficos; y no es hasta finales del s. XIX cuando se realizan únicamente con objetivos artísticos.

SENEFELDER

La litografía nace de la mano de Alois Senefelder (Praga 1772 – Baviera 1833). Forzado por la necesidad de publicar sus propias obras de carácter romántico, intenta en 1797 grabar un negativo para que el texto quede en relieve en la plancha metálica. Lo intenta primero con el buril y posteriormente al aguafuerte. Buscando un barniz de retoque para corregir encuentra la que posteriormente refinada será la tinta litográfica (1 parte de jabón, 3 de cera, negro de humo disuelto en agua de lluvia). Sus problemas económicos le hacen pasar de la plancha de cobre a la piedra, experimentando en el huecograbado con ácidos, pero las dificultades hacen que decida no grabar la piedra, sino prepararla únicamente por medios químicos. Así, en 1799, Senefelder recibe por su invento el privilegio de ser Elector en Baviera, y edita su tratado de litografía junto a 20 estampas en 1818. Sigue investigando hasta su muerte, aportando las bases del dibujo litográfico, la estampación, inventa el papel autográfico y las bases de la cromolitografía e incorpora el rodillo a la estampación.

LA PIEDRA LITOGRÁFICA

Las piedras calcáreas más utilizadas para la litografía salieron de Solenhofen, en Munich. Se cortan en planchas rectangulares con gruesos que oscilan entre los 6 y los 12 cm, en diversos tamaños adecuados a los usos de impresión.

Las piedras son calizas finas con un grado de pureza entre el 93% y el 98% de carbonato de cal, susceptibles al atacado de ácidos grasos. Su grano permite la absorción de agua y retiene la grasa.

Sus aplicaciones litográficas oscilan entre el lápiz hasta todo tipo de aguadas, tintas, raspados, reservas… En ocasiones presentan venas y fisuras, que no suelen resultar visibles en la estampación, y cristalizaciones que sí influyen por su negativa a recoger las tintas y que han de estar en los márgenes o no utilizarse. Las piedras pueden usarse cientos de veces siguiendo el proceso descrito a continuación.

MANCHA DE TINTA